La Laura de la Santísima Trinidad y San Sergio

Bajo el gobierno de Ivan el Terrible y su hijo Theodor el monasterio va construyendo la Catedral de la Asunción (1559-1585) siguiéndose el modelo de la Catedral homónima del Kremlin. Las paredes, bóvedas y pilastras del templo están decoradas con la pintura basada en la Historia Sagrada. La mayor parte de los frescos vierte sobre los acontecimientos de la Asunción. Las columnas están decoradas con imágenes de los monjes santos del monasterio, grandes príncipes canonizados e, incluso, mártires. En 1684 un grupo de pintores de Yaroslavl que contaba tan sólo con 35 personas en el marco de 100 días – término increíble para una superficie de los frescos que abarcan más de 500 m.2 – concluyó todos los trabajos referidos a la pintura.

El iconostasio de cinco filas consta de 76 iconos de los siglos XVI-XVII. En su creación participó también Simon Ushakov, famoso pintor de la Corte moscovita del siglo XVII. A su pincel pertenecen las Puertas zarinas.

En la Catedral descansan los restos de los metropolitanos de Moscú del siglo XIX San Filaret (Drosdov †1867) y San Inocencio (Beniamínov †1879) canonizado como el apóstol de Siberia y Alasca. Cerca de la pared occidental fue enterrado el metropolitano Macario (Bulgácov †1 882) que trabajó en la materia de la Historia Eclesial Rusa.

 

 Previous 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Next